Un Plato de Tres Imperios

Pizza. Con solo decir el nombre no necesito mucha introducción. La amiga, la infaltable, la de las celebraciones y la acompañante de esas noches de películas. Eso y más es este plato tan famoso.

Comencemos por los fundamentos

La base de la pizza viene de un pan inventado hace casi tres mil años, el plankuntos. Este era un pan plano y se servía cubierto de queso y hierbas, a veces también se le agregaba aceitunas, cebollas, ajo y especies para luego ser cocinado en un horno de barro. ¿Te suena familiar?

El nombre también es griego. Se asegura de que la palabra pizza está derivada de la palabra “pita” que viene a su vez de la palabra “petta” que significa pan, la cual se deriva de la palabra griega peptos, que significa cocinado, cocinar, digestión, capaz de digerirse o ser digerido.

Pero lo anterior no es de extrañarse ya que Napoles, la ciudad cocida por ser la creadora de la pizza, fue fundada por los griegos en el primer milenio antes de Cristo como una colonia griega llamada Parthenope que después llego a ser Neápolis (ciudad nueva).

Este pan chato que sirve como bandeja para diversos ingredientes, llegó con los griegos y se popularizó en Italia, y fue de donde se creó la base de lo que más adelante sería la pizza que hoy conocemos.

Venenoso sabor

¿Sabías que los tomates eran considerados venenosos?

Esta fruta llegó a Europa gracias a los españoles que colonizaron América. El tomate era popular de la cultura azteca para rebajar el picor del chile en sus salsas, y su nombre significa ombligo de agua gorda (xic-tomatl: xictli= hombligo, tomohuac= gordura, atl= agua).

Los tomates llegaron a Europa como una curiosidad botánica, pero no como un alimento. A pesar de que se corrió el rumor de que esta fruta era venenosa, fueron un popular alimento de la clase pobre, la cual debido a la escasez de comida decidieron comenzar a prepararlos y descubrieron que eran altamente seseantes. Los comían por lo general fritos con sal y pimienta.

Para el año 1544, Pietro Andrea mattioli, un famoso botanista, bautizó al tomate como “pomi d’oro” (manzana de oro). El fue quien dio luz verde para que esta fruta fuera aceptada en las grandes mesas italianas. De esta manera comenzó a ser utilizado en diversas preparaciones populares hasta hoy en día.

A mediados del sigo XV Antonio Latini sacó el primer recetario oficial con formulas a base de tomate, el recetario es llamado Lo Scalco Alla Moderna.

La mezcla perfecta

Si bien es cierto los ingredientes de la pizza tienen muchísimos años de existir. No fue hasta 1858 que podemos verla descrita en una receta de cocina en el libro “Usi e Costumi di Napoli” del escritor Francesco De Bourcard.

La descripción exacta fue: “coperte di formaggio grattugiato e condite collo strutto, e vi si pone sopra qualche foglia di basilico. Si aggiunge delle sottili fette di mozzarella e talora si fa uso del pomodoro”. (Cubierto con queso rallado y aderezado con manteca, y encima se colocan unas hojas de albahaca. Se añaden finas rodajas de mozzarella y el tomate se usa a veces”.)

Un poco después, en 1899, el chef Raffaele Esposito, se lleva toda la fama como primer pizzaiolo (pizzero). Cuenta la historia de que este cocinero recibió a la Reina Margarita de Saboya y le presentó un plato con los colores de la bandera italiana. Rojo por la salsa, blanco por el queso y verde por la albahaca. Le llamó Pizza Margarita.

Muchos afirman que lo anterior es una simple leyenda, pero si existe una carta que le da veracidad a la historia. La carta se supone que es en agradecimiento por nombrar a la pizza Margarita en honor a la reina. Si bien es cierto la carta no tiene el sello real, está firmada por Camillo Galli, chambelán de la reina.

Carta de Camillo Galli
Reina Margarita

Fama en el nuevo mundo

A finales del siglo XIX, un gran numero de familias italianas comenzaron a emigrar a América escapando de la crisis socioeconómica y los desastres naturales en la región. Muchos emigraron a Argentina y una menor cantidad a Estados Unidos. Hubo migración italiana a otros países de Sudamérica tales como Chile y Perú pero Argentina se convirtió el país con la segunda mayor cantidad de italianos en el mundo.

En Argentina la pizza cobró tan fama que se convirtió en un emblema nacional y plato típico de este país. En Argentina a parte de la pizza clásica se disfruta de la famosa fugazza, fugazzetta rellena y la pizza media masa, una receta que exalta la abundancia del nuevo mundo.

En Estados Unidos por su parte, Lombardi’s fue la primera pizzería abierta en este país en el año 1905.  Genaro Lombardi era su dueño y se estableció en el vecindario Little Italy. La pizza cobró tanta fama que pronto estaba por toda la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey.

Al igual que la pizza media masa Argentina, en Nueva York también se popularizó una receta que celebraba el fin de la recesión de las familias que habían logrado emigrar al nuevo mundo. En este caso fue la “Deep dish pizza”, o pizza de plato hondo. Esta receta fue inventada en 1943.

Para 1950 ya existía la pizza congelada, inventada por Rose Totino y para 1958 se abrió la primera pizzería comercial llamada Pizza Hut, en Kansas, seguida por Little Ceasar’s y Domino’s en 1960.

De los griegos a los aztecas, de Napoles a Buenos Aires y Nueva York. La pizza tiene mucha historia pero si hay una lección que nos deja es que, si la humanidad junta sus talentos, podemos crear cosas maravillosas. Cada región de nuestro mundo tiene aspectos únicos y cuando nos unimos, todo es mejor. Si no me creen, intenten borrar a la pizza del mapa y prueben comerse un trozo de pan chato y un tomate frito por aparte. Por separado no saben igual.

Si seguís pensando que la pizza es italiana ahora te doy la razón. No, no he cambiado mi opinión de que su origen involucra a tres grandes imperios, pero si tengo que agradecerle a los inmigrantes italianos el hecho de poder tener este plato en mi mesa el día de hoy. Es más, gracias a ellos lo tengo a una llamada por teléfono de distancia para acompañarme en esos días en que no me da tiempo para cocinar.

Al final concluyo de que la pizza es un plato inmigrante que celebra las oportunidades de descubrir nuevos mundos.

Saludos y bendiciones,

Chef Aura.

Published by G-A Aura

Chef de profesión, escritora por vocación y redimida por la gracia de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: