Zona de Temperatura Peligrosa

En la carrera de gastronomía aprendí que es importante conocer y seguir ciertas reglas que hacen que un alimento sea inocuo y que por lo tanto no haga daño a los comensales para los que cocinamos.

Entre las normas generales están: tener el cabello recogido, uñas cortas y sin esmalte, manos muy limpias, evitar utilizar accesorios en las manos y cocinar en un área limpia y destinada solo para la elaboración de alimentos .

Todas estas reglas son las mismas que por lo general utilizamos en nuestros hogares, o que en teoría deberíamos seguir, pero hubo una norma de seguridad alimentaria que me llamó mucho la atención y esta es la Zona de Temperatura Peligrosa (ZTP).

¿Que es ZTP? Es el rango de temperaturas en el que las bacterias dañinas se reproducen rápidamente, y va desde los 4°C a los 60°C. Si los alimentos perecederos permanecen a esta temperatura (sobras de comida, alimentos que estamos descongelando, compras que trajimos del supermercado) estos pueden llegar a ser inseguros para nuestro consumo. ¿Qué sucede fuera de este rango de temperatura?

Debajo de los 4°C los alimentos se consideran que están en refrigeración, por lo tanto las bacterias se reproducen muy lentamente, por debajo de los 0°C se comienza a entrar en punto de congelación*, lo cual no significa de que las bacterias mueren sino que se conservan sin poderse reproducir. En palabras sencillas, podemos decir que se van a dormir.

Debajo de los 0°C las bacterias dejan de reproducirse, duermen, no mueren.

Al entrar a temperaturas por encima de los 60°C las bacterias empiezan a debilitarse y a más de 70°C ya comienzan a morir y el alimento se considera inocuo.

Generalmente cuando re-calentamos en el horno microondas corremos el peligro de que la comida se caliente por fuera y no por dentro, arriesgándonos a no haber matado todas las bacterias del plato.

Sobre los 100°C sabemos que las bacterias ya murieron y el alimento es seguro para su consumo.

Sobre los 100°C sabemos que las bacterias ya murieron y el alimento es seguro para su consumo, a pesar de esto debo aclarar de que existen temperaturas especificas para cocinar las carnes, según el término deseado, y que las aves, pescado, cerdo y la res pueden tener una cocción menor a los 100°C sin ningún peligro mientras sean las adecuadas según su tipo:

No tengo derechos de autor sobre este gráfico.

Lo más curioso de las temperaturas de cocción es que conforme nos vamos acercando a temperaturas más elevadas, entre los 30°C a los 59°C, creamos un ambiente más propicio para la reproducción de bacterias, las cuales pueden llegar a multiplicarse en un lapso de hasta 15-20 minutos. Por esta razón es que el leudado de las levaduras actúa mejor en este rango de temperatura.

La razón por la cual me llamó tanto la atención esta regla de seguridad alimentaria es porque precisamente nuestra temperatura interna (la temperatura corporal) se encuentra en este rango particular y de extremo peligro de la ZTP y esto me trajo a memoria nuestra alma, si, ¡nuestra alma!

Yo sé todo lo que haces, que no eres ni frío ni caliente. ¡Cómo quisiera que fueras lo uno o lo otro!; pero ya que eres tibio, ni frío ni caliente, ¡te escupiré de mi boca! Apocalipsis 3:15-17 NTV

La temperatura de mayor peligro es justo cuando la comida esta tibia, la cual es precisamente justo antes de alcanzar el calor necesario para matar las bacterias.

Esto me recuerda a cuando conocemos a Jesús y comienza nuestro caminar a Su lado, ese momento en que nos llenamos de emoción de conocerle pero no estamos tan calientes como para ser apasionados por El. Debemos tener cuidado de no quedarnos mucho tiempo en estado de tibieza sino pasar de la emoción a la relación personal con Dios cuanto antes.

La Biblia nos habla de vivir en comunión con Dios, incluso el salmista dice que “el que habita al abrigo del Altisimo morará bajo la sombra del Omnipotente” (Salmo 91). ¿Y que es habitar? Significa que la presencia de Dios sea nuestro hogar, refugio, y lugar de descanso, en donde pertenecemos y deseamos estar.

Es difícil que el que mora bajo la sombra del omnipotente quiera tornarse contra a Su Señor y sobretodo que quiera apartarse de El; por algo dice la Biblia que busquemos primero su Reino y El nos dará las demás cosas, ya que al buscar primero Su voluntad y Su presencia nuestro corazón se transforma de acuerdo a quien El quiere que seamos y aborrecemos lo que El aborrece (como por ejemplo tomar un camino que nos aleje de Su voluntad o dañar a nuestros hermanos). Pero si conocemos sus caminos a medias, y nos convertimos en personas tibias, somos más propensos a ser contaminados al igual que pasa en el ámbito natural.

Transformar nuestra forma de vivir en una constante adoración es el fuego que nos mantiene en la temperatura adecuada para alejarnos del peligro espiritual, el adorar es el acto en donde nuestro corazón más anhela al Señor y por consecuencia también hará que amemos las almas, su creación, hasta llegar al punto en que regalamos sonrisas a quienes nos cruzamos enfrente porque Dios nos sonrió primero cuando nos encontrábamos sin esperanza; nos llenamos de amor porque Su amor nos conquista .

¡Estén alerta! Cuídense de su gran enemigo, el diablo, porque anda al acecho como un león rugiente, buscando a quién devorar. 1Pedro 5:8

Me atrevo a decir que el diablo es mas rápido que las bacterias; según nos dice la palabra de Dios el diablo anda como león rugiente, no descansa, así como un depredador tampoco descansa hasta que logra atrapar a su presa.

Por lo tanto, a como mencionaba arriba, debemos tener cuidado con la tibieza y hay que escapar de ella. A penas nos percatemos de que estamos bajando la temperatura de la fé hay que correr a los pies del Señor nuestro Padre para que por medio de la oración logremos que nuestra alma “entre en calor”. Esta es la única manera en que no seremos alcanzados por las “bacterias” espirituales que quieren devorar nuestra alma, comisión y misión de vida.

Examinemos nuestro corazón, y no permitamos que el fuego se apague, no entremos a la Zona de Temperatura Peligrosa pudiendo ser fundidos en el perfecto amor de Dios.
Seamos agua fresca para el mundo, seamos luz en tinieblas, ¡seamos fuego que encienda otros carbones!

Por G-A Aura

*Los alimentos más comunes se congelan entre 0º y -4 ºC, a este punto se le conoce como zona de formación de cristales y esta zona es el comienzo de la congelación, sin embargo -18º C es el la temperatura adecuada y segura para conservar los alimentos congelados.

One thought on “Zona de Temperatura Peligrosa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s