El punto de humo de tu vida

En un articulo escrito en este blog hablaba sobre el punto de humo de los aceites, el cual es la temperatura de calor mas alta que tolera cada tipo de grasa que ocupamos para cocinar antes de comenzar a humear y luego quemarse. https://untoquedivino.com/2019/12/29/aceites-punto-de-humo/

Pero al pensar en los aceites una parte de mi se transporta hacia la biblia, porque el aceite está directamente relacionado con la unción.

La palabra aceite en la biblia (nuevo y antiguo testamento) aparece más de doscientas veces:

  • Shemen (Hebreo- Strong H8081*)

Se repite 192 veces y se refiere al aceite de oliva

  • Elaion (Griego- Strong G1637*)

Se repite 11 veces y también se refiere al aceite de oliva, destacando entre sus apariciones el Monte de los Olivos (lugar donde crece el árbol de olivo y donde también es prensado para obtener el aceite)

  • Mesah (Hebreo con raiz arameica- Strong H4887*) aparece en Ezra.

Refiriéndose al aceite utilizado en el templo y viene del verbo “ungir”

Por esta razón es que no puedo dejar de pensar en como el aceite puede ser una metáfora para nuestra vida espiritual, aunque hay quienes también lo pueden ver de una manera literal.

Por ejemplo, los reyes, tales como el rey David, fueron ungidos antes de su reinado, Moisés tomó el aceite de ungir para consagrar el templo y los Salmos hablan del aceite refiriéndose al favor de Dios; El mismo Jesús fue ungido con aceite antes que llegar su muerte para ofrecerse en sacrificio por nuestros pecados.

Pero ¿qué tiene que ver el aceite con nosotros?

Para nosotros los cristianos tiene que ver con nuestra identidad.

La palabra cristiano viene de la palabra ungido – Christos en griego y Messiah en hebreo– y se refiere a la unción (’’Pero ustedes tienen una unción del Santo’’ Hechos 2:20).

Así que literalmente somos los pequeños ungidos -Christianos- o sea tenemos la unción para hacer la misión que se nos ha encomendado. Pero ¿cuál es tu punto de humo en medio de todo lo que conlleva tu misión como ungido?

Todos tenemos una “Temperatura” máxima, en algunos casos podemos llegar a “humear” cuando se nos presenta una prueba, o cuando nos tenemos que topar con adversidades. Toleramos todo menos ese algo que nos saca de nuestro estado de paz y hace que prefiramos renunciar a todo.

Es eso que le decimos a Dios: “oh noooo, todo menos esto”

Lo complicado es que a veces no tenemos que esperar a que nos lleguen las pruebas, puede que existan personas en nuestra vida, a veces dentro de la propia familia, que son como una sartén hirviendo, a los pocos minutos de su presencia, comentarios o comportamientos hacen que saquemos emociones toxicas y nos quememos.

Todos conocemos nuestro punto de humo, y varía según cada persona y situación de vida. A veces siento que cuando era adolescente tenia un punto de humo mayor, o sea mayor tolerancia al stress y situaciones difíciles; pero cuando lo pienso bien creo que simplemente conforme he ido creciendo la vida se va poniendo más seria y difícil, por esto llegan puntos de quiebre más difíciles de tolerar, y la vida comienza a tener niveles mas arduos, como los de un videojuego que se complica conforme se va avanzando.

Y tenemos el mismo proceso que lleva el aceite:

  • Fruto floreciente/ niñez y preadolescencia: Somos como el olivo que acaba de nacer, hermoso, lindo en su árbol, con mucho potencial por delante. Es tiempo de soñar, sentimos que podemos volar, ser bomberos y tener una piscina con un tobogán en una mansión hecha de legos.
  • Fruto cortado/ adolescencia y adultez temprana: Somos como el fruto recién cortado, le dolió, dejo de bailar feliz en medio de las hojas que se mueven con el viento, pero no ha sido procesado lo suficiente para conocer el dolor de verdad. Tenemos una vida por delante y uno que otro error no hacen daño, un corazón roto sentimos que nos mata, pero se va a pasar, aun puedo cambiar de rumbo, vida, carrera y no pasa mucho
  • Estrujado/ adultez: ¡Aquí ya comienza a doler! Nos están haciendo trizas, “esto no es lo que yo había pensado”. Conforme va pasando el tiempo nuestras acciones tienen mayores consecuencias y hay menos tiempo para hacer borrón y cuenta nueva para seguir nuestro camino; aquí ya involucramos carreras establecidas, hijos, familia o hasta nuestra salud que se pudo haber visto afectada por malos hábitos pasados.

Después viene el paso determinante que nos dirá cuanto podremos soportar…

**Entre más refinado es un aceite, mayor su punto de humo, y entre más virgen, menor; el refinado hace que se remuevan impurezas y ácidos grasos libres que hacen que este humee. **

  • El refinado: Aquí vienen las pruebas fuertes y es donde decimos “si esto no me mata nada lo hará”. Divorcios, quiebras financieras, enfermedades, duelos o abandonos. Es eso que duele tanto o nos ha abatido a tal punto que te quita todo lo que a veces fue un obstáculo: ego, vanidad, rencor, soberbia, debilidad…

¿Cuántas veces no dijiste que “de esta no salgo”? pero aquí estas, herido, golpeado, pero vivo y me atrevo a decir que más fuerte.

Si estas vivo es porque aun hay por hacer, porque el cuento no se ha acabado, porque tu unción y destino esta allí ahora como aceite refinado que va a aguantar mayores cosas porque también vienen mayores victorias.

Si te dijera que escribo esto como palabas optimistas te mentiría, lo escribo porque lo he vivido, he ido de refinamiento en refinamiento, ha dolido, he llorado, pero he sobrevivido y después me doy cuenta de que tengo mayor tolerancia a las pruebas, ya no me afectan tanto porque ya se como es, y como salir de la adversidad que se me presenta. En el refinado uno aprende a contentarse con poco y a crear estrategias; a concentrarse en la solución mas que en el problema y en salir adelante.

Nos volvemos como los amigos de Daniel: Sadrac, Mesac y Abednego (Daniel 3:19-23) que fueron al horno ardiente y salieron victoriosos porque Dios estaba de su lado.

Pero sabes que, si yo tuviera una duda de como manipular un aceite lo mejor que puedo hacer es leer la etiqueta del fabricante. Escribir a la fabrica o irle a preguntar de como hago para utilizarlo o en que preparaciones me recomienda incluirlo. Lo bueno es que nosotros tenemos acceso gratis al dador del aceite, al dador de la unción: El Espíritu Santo (Hechos 10:38).

Podemos sentir que nuestro punto de humo esta muy bajo en este momento, las fuerzas son pocas y nos quemamos con la temperatura mínima. Entonces algo esta sucediendo… puede que inconscientemente sobre preocuparte este levantando la temperatura, o las aflicciones te están alejando de tu propósito porque te están quemando demasiado. Entonces es donde debes ir donde el dador del aceite, el dador de la unción, propósito y misión para que seas renovado y te guie a seguir adelante.

El año se esta acabando, vemos la lista de propósitos sin cumplir, y como puede no estar llegando al fin que esperabas en el 2019; Enero esta a la vuelta de la esquina y todo va a volver a la normalidad, y puede que hayas estado escapando de algo que te va a enfrentar en los primeros días del año. No esperes a llegar a un punto de humo mayor del que podrías tolerar.

Como cristiano no significa que tu vida tenga que ser perfecta, significa que portas el título de pequeño ungido de una unción mayor que es el Mesías, Cristo, y en El debes descansar. Y si no llevas este titulo te cuento que en El hay descanso y si lo buscas lo vas a hallar.

La vida no es perfecta, tu punto de humo puede estar en el mínimo y que estés con el mal sabor de boca que ha desprendido tanta presión; pero hay promesas para el punto de humo que podemos llegar a alcanzar:

2 Corintios 4:8-9   Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos.

Entra al 2020 con la certeza de que existe una unción, un favor, una meta, un propósito que se puede llegar alcanzar; saca de la maleta de recuerdos cuando el estrujado de la vida no te logro destruir y mira hacia delante que la vida te espera para alcanzar tu propósito.

¡Feliz y bendecido año nuevo!  

Pídele al Señor un toque divino y sazona tu vida con Su gracia.

Chef Aura

https://biblehub.com/hebrew/8081.htm

https://biblehub.com/greek/1637.htm

https://biblehub.com/hebrew/4887.htm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s